Henrietta Lacks: la mujer que sin saberlo cambió la medicina para siempre

¿Cómo puede ser que una mujer sea conocida por toda la comunidad médica mundial y -al mismo tiempo- sea una total desconocida? 

En 2010 Rebecca Skloot publicó The inmortal Life of Henrietta Lacks (La vida inmortal de Henrietta Lacks), uno de los mejores libros de divulgación científica de los últimos años. El éxito de esta investigación fue absoluto: se conviritió en un best seller y tuvo una enorme repercusión a nivel mundial. Pero por sobre todo eso, el mayor logro de Skloot fue ponerle nombre y apellido a uno de los mayores descubrimientos médicos de las últimas décadas: las células HeLa.

¿Qué son las células HeLa?

Son un tipo particular de células humanas de cultivo celular, utilizadas en investigación científica. Es el linaje celular humano más antiguo y base de muchos de los descubrimientos en cáncer, genética y desarrollo de vacunas. A diferencia de las células normales del cuerpo (somáticas), las células HeLa prosperan indefinidamente en los cultivos de tejidos de laboratorio, un rasgo que les ha permitido asumir una tremenda importancia en la investigación biomédica.

Desde la década del 50, los investigadores las han utilizado para averiguar cómo las células se comportan en un determinado ambiente o cómo reaccionan a un producto químico específico. A pesar de tratarse de células extraídas de un tumor, poseen características básicas de las células normales: producen proteínas, se dividen, son susceptibles a infecciones, etc.

¿Quién fue Henrietta Lacks?

A pesar de que su comercialización las ubicó en laboratorios alrededor de todo el mundo, el origen de esta línea celular inmortal era desconocido por casi todos. Se necesitó una mujer -Rebecca Skloot- para traer a la luz la vida de otra mujer: Henrietta Lack o (He)nrietta (La)cks como se la conoce en el mundo de la salud.

En 1920, en una plantación de tabaco en el estado de Virginia, EE.UU., nació una niña de nombre Henrietta Pleasant quien a los 15 años se casó con David Lacks. Tuvieron cinco hijos. A los 31 años, en 1951, Henrietta Lacks fue derivada al Hospital Johns Hopkins por dolores uterinos y sangrado. Allí se le diagnóstico cáncer cervical que confirmó mediante una biopsia de cuello cervical.  Henrietta recibió tratamiento de radioterapía pero de todos modos murió en octubre de ese año.

El médico que la atendió envió (sin conocimiento ni consentimiento por parte de la paciente o su familia) una muestra de la biopsia al Dr. George Gley, director del Laboratorio de Cultivo de Tejidos del Departamento de Cirugía, quien estaba intentando cultivar células tumorales. A pesar de no haber tenido éxito hasta ese momento, esa vez las células sobrevivieron y comenzaron a replicarse. Esta nueva línea celular -denominada desee entonces HeLa- abrió el camino para numerosas investigaciones que hasta el día de hoy se siguen realizando.

La historia de estas células es importante por muchas razones: es una historia de desigualdad de clase, de discriminación racial, de descubrimientos científicos y de ética medica. Las preguntas que dispara son muchas ¿tienen las personas derecho sobre las muestras que provienen de sus tejidos? Dado que las lineas celulares se comercializan ¿quién debería beneficiarse de dichas ganancias? (la familia Lacks siempre ha vivido en la pobreza) ¿es acaso ético el hecho de lucrar con material biológico humano?

El próximo 22 de abril HBO emitirá la película adaptación del libro de Rebecca Skloot

Centro de Atención a Víctimas de Violencia Sexual

El Centro de Atención a Víctimas de Violencia Sexual funciona en la ciudad de Buenos Aires asistiendo a niños, niñas y mujeres violadas o agredidas sexualmente, desde una perspectiva de género que las proteje también de las violencias patriarcales del sistema judicial.

También se acompaña a la mujer denunciante a la comisaría, quien permanece acompañada todo el tiempo de una trabajadora social y una psicóloga, con el fin de evitar que se le formulen preguntas innecesarias y que se la culpabilice. También la acompañan al centro de salud y permanecen con ella durante el tratamiento o revisión.

Este Centro está disponible a través de la línea 137 –dentro de la Ciudad de Buenos Aires– y cuenta con un Centro de Atención a Víctimas de Violencia Sexual y una Brigada Móvil de Intervención en Urgencias con Víctimas de Delitos Sexuales. Fue creado por la psicóloga Eva Giberti con el fin de ayudar a hablar a quienes se silencian.

Para más información, click aquí.

El aborto y la ley

Quiero recomendar que lean una entrada excelente en un blog que para mi es de los mejores que hay hoy en día y que leo desde hace mucho tiempo: Saber leyes no es saber derecho.

La entrada “Aborto: tema decidible” del 2 de noviembre es abosulutamente clarificadora de muchos temas en relación con el aborto de los cuales a menudo se habla sin saber lo suficiente: Paradigma de la despenalización – Paradigma del derecho a decidir – Qué dice el derecho internacional – Qué dice el derecho nacional comparado – La reforma de 1994 – El rol de la Corte Suprema.

Para leerla,  click aquí.

Básicos de bioética: Documentos sobre ética y genética

No voy a poder actualizar el blog por unos días, por lo cual dejo programada una serie de posts sobre temas, documentos y textos básicos de la bioética.

Desde que se identificó el ácido desoxirribonucleico (ADN) como la base molecular de la herencia el progreso de la medicina genética fue acelerado y sin pausa. Las consecuencias que se han derivado de la identificación del ADN como material hereditario son uno de los puntos más interesantes del análisis bioético. ADN

Los recientes descubrimientos no sólo han influido en la medicina en particular, sino sociedad en general, planteando temas controvertidos como la manipulación genética, el acceso a tratamientos de medicina genética por las partes más vulnerables de la población mundial, la clonación y muchos otros más.

Frente a estas cuestiones, se redactaron dos documentos que intentan ofrecer lineamientos de acción basados en el respeto de los derechos humanos. Haciendo click sobre los títulos,  la Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos (1997) y la Declaración Internacional sobre los Datos Genéticos Humanos (2003)

Básicos de bioética: El estudio Tuskegee sobre sífilis

No voy a poder actualizar el blog por unos días, por lo cual dejo programada una serie de posts sobre temas, documentos y textos básicos de la bioética.

El “Estudio Tuskegee sobre sífilis”, fue una investigación clínica llevada a cabo entre los años 1932 y la década de 197o en Tuskegee, Alabama (Estados Unidos). Más de 300 hombres, casi todos afroamericanos, la mayoría analfabetos, fueron estudiados con el fin de determinar la progresión natural de la sífilis en un ser humanos, si la enfermedad no es tratada.

Los participantes de este estudio nunca consintieron ser parte del mismo, no fueron informados de su diagnóstico y se lo engañó al reclutarlos bajo la falsa esperanza de recibir tratamiento médico gratuito. Tuskegee

Este experimento fue de los más controvertidos de la historia de la medicina y dió lugar a importantes modificaciones en las leyes de protección a los pacientes y sujetos de experimentación. A partir de su denuncia fueron redactados el Informe Belmont (Belmont Report) y se crearon numerosos consejos nacionales de regulación de las experimentaciones médicas.